Etiqueta: Estudio

Hablando con imágenes

Como algunos ya sabéis estoy haciendo un curso de fotografía, impartido por La Cámara Roja, en el que estoy aprendiendo a conocer cuanta luz entra en la imagen que deseo realizar, controlando en primer lugar el ISO según la luminosidad que haya en el ambiente, la velocidad a la que disparo para congelar el movimiento, por ejemplo en fotografía deportiva, o saber ver qué amplitud uso de diafragma para destacar un motivo o tener profundidad de campo.

Empecé en esto de la fotografía hace tres años debido a buscar distintas alternativas a entrenar para mi tiempo libre y decidí ir a fotografiar e inmortalizar momentos en las competiciones de mis amigos y hermanos o en los partidos de fútbol de mi prima.

Me encantaba hacer las fotos casi siempre en automático, tengo un objetivo medio y una reflex Semiprofesional a si que no salían nada mal, pero he querido ya empezar a ser más creativo y sacar la foto que busco en cada momento. Me gusta bastante la fotografía deportiva pero también inmortalizar paisajes o retratos, imágenes que voy compartiendo en mi página de facebook “La Voz De Pablo Fotografía

El pasado lunes en clase nos enseñaron algo que me pareció verdaderamente interesante. Aprendimos a destacar un motivo haciendo una medición de luz puntual sobre este. Muy útil para un atardecer y una silueta, un punto de luz en medio de la oscuridad o incluso un retrato. Pues bien, para ir cogiendo el truco teníamos que imitar al gran Irving Penn y su foto a Picasso.

Bien es cierto que no dispongo de material como algún tipo de flash para darle tanta luminosidad y tuve que jugar más con la luz que proporcionaba una ventana pero la verdad es que el resultado no ha sido del todo malo, incluso admitiré que me ha encantado y la considero una de mis mejores fotografías (tal vez por que es mi padre) aunque estoy seguro de que irá a mejor

Ni yo soy Irving Penn ni mi padre es Picasso pero creo que este dúo no tiene nada que envidiarles.

 

¿O tú que opinas?

4 meses de estudio

En enero empezaron los exámenes de Mayo.

La época de exámenes más larga y dura de mi vida y todo debido a una alteración de la memoria a corto y medio con disfunción ejecutiva plazo que arrastro tras aquel 7 de octubre.

4 exámenes por delante.  Todos de desarrollo, ninguno de tipo test a si que hay que memorizar, unir, relacionar y comprender. 

Comenzamos: Notas, apuntes, subrayar, leer con mil dudas, tirar de diccionario, resumir, tutorías, volver a leer, repasar, intentar comprenderlo y por fin memorizar… Bueno, tras muchos intentos se me hace imposible memorizar, pero ¿que espero?, cuando llevo un año y medio sin poder aprenderme una sola canción que escucho todos los días en radios, bares, televisión…

Dejando atrás la memoria toca leer y releer, tirar de lógica, unificarlo todo, cambiar de apartado… No recuerdo lo que leí hace unas horas. Repito y voy a casa con algunas ideas.

Otro día: leer, releer, tirar de lógica, repasar, cambiar de apartado, leer, comprender y… olvido lo que hice ayer …

Son muchas horas, noches, días, semanas e incluso meses con lo mismo, utilizando las estrategias que veo con mi neuropsicologa, pero no puedo dejar de intentarlo.

Nunca había gastado tanta tinta y papel. ¿Los exámenes? Bueno, el lunes empiezo, veremos a ver que pasa.